«Conociéndome a mi mismo»

La Identidad Digital es el conjunto de informaciones publicadas en Internet sobre nosotros y que componen la imagen que los demás tienen de nosotros: datos personales, imágenes, noticias, comentarios, gustos, amistades, aficiones, etc. Todos estos datos nos describen en Internet ante los demás y determinan nuestra reputación digital, es decir, la opinión que los demás tienen de nosotros en la red.

Esta identidad puede construirse sin que se corresponda exactamente con la realidad. Sin embargo lo que se hace bajo esa identidad digital tiene sus consecuencias en el mundo real y viceversa. La identidad digital es la traslación de la identidad física al mundo online.

A veces, nos dejamos influir demasiado por lo que creemos y se espera de nosotros. ¿Cómo quieren los demás que seamos? Muchos de nosotros olvidamos ser nosotros mismos, nos engañamos con lo que hacen los demás y con lo que pide la sociedad, somos esclavos de las redes sociales y dependemos de la aprobación de las personas para sentirnos felices. 

La forma en la que te ves a ti mismo influirá en como te vean los demás. No voy a la playa porque no me siento bien con mi cuerpo y no puedo sacar fotos para subirlas a Instagram y Facebook. Si tienes complejos, ellos se manifestarán y la gente los notará. Comportamientos como este nos hace cada vez mas esclavos de nuestras propias exigencias de ser lo que verdaderamente no somos.

Vender nuestra mejor imagen a través de lo que piden los demás no siempre es una forma de darnos a conocer en el mundo virtual. Estos conceptos nos hacen menores, nos hacen ver que la vida es una exigencia y que no encajamos en lo que pide la sociedad.

Debemos antes de todo, saber diferenciar nuestra vida personal y saber lo que nosotros mandamos al mundo a través de las redes sociales. La exigencia de los demás hacia mi persona, dependerá de la forma que yo actúe en internet. tratar de agradar a todo el mundo, cualquier cosa que intentes crear para ocultar algo que no eres, se notará.

Ser tú mismo, tener personalidad y no dejar que nada que esté en tu camino cambie la forma de cómo ves la vida. Pensar en positivo de ti mismo, tener control y aceptar la forma como eres será muy beneficioso para ti.

Fernando Cavalcanti

Estudiante de Comercio Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.